Misión

Siendo fieles a nuestra Misión Esporti Vida como empresa hemos creado la Asociación Deportiva Esporti Vida para fomentar el deporte y los hábitos de vida saludables.

panoramica

Valores del Espíritu del Deporte

Buenas conductas del Espíritu del Deporte

Juego según las reglas aunque sepa que no me pillarán si hago trampas.

Acciones contrarias al Espíritu del Deporte

No respeto las reglas del juego. Miento cuando me pillan haciendo trampas.

Buenas conductas del Espíritu del Deporte

Escucho a mi cuerpo. Como bien, duermo lo suficiente y no entreno demasiado.

Acciones contrarias al Espíritu del Deporte

Me arriesgo cuando hago deporte. Hago deporte hasta cuando me he lastimado o estoy cansado.

Buenas conductas del Espíritu del Deporte

Siempre lo hago lo mejor posible. Me gusta ganar, pero no hago sentir mal a mis rivales.

Acciones contrarias al Espíritu del Deporte

Si voy perdiendo o no juego bien, lo dejo. Si no estoy jugando bien, me pongo agresivo con mis compañeros y rivales.

Buenas conductas del Espíritu del Deporte

Doy un buen ejemplo de juego limpio a mis compañeros de equipo. Soy un buen modelo a seguir para los jóvenes jugadores. Nunca pierdo el control, aunque esté perdiendo o no juegue bien.

Acciones contrarias al Espíritu del Deporte

Animo a los otros a hacer trampas conmigo o a que no jueguen limpio.

Buenas conductas del Espíritu del Deporte

Me gusta practicar mi deporte favorito. Siempre me divierto, gane o pierda.

Acciones contrarias al Espíritu del Deporte

A menudo me pongo agresivo cuando juego, y eso hace que el deporte sea menos divertido. Me enfado y me pongo triste. A veces hago daño a los demás (físico o emocional). Juego para ganar. Ya no me divierto jugando.

Buenas conductas del Espíritu del Deporte

Sé que no puedo ganar solo. Ganamos y perdemos en equipo.

Acciones contrarias al Espíritu del Deporte

Hago cosas en el terreno de juego que me dejan bien a mí pero no son realmente buenas para el equipo. Me enfado con mis compañeros de equipo porque no son tan buenos como yo.

Buenas conductas del Espíritu del Deporte

Estoy dedicado a mi deporte y mi equipo. Voy a todos los entrenamientos y partidos. Ayudo a jugar a los más pequeños.

Acciones contrarias al Espíritu del Deporte

Sólo juego en los partidos. No me entreno. No juego si no creo que vaya a ganar.

Buenas conductas del Espíritu del Deporte

Conozco las reglas. Respeto las reglas y a los directivos.

Acciones contrarias al Espíritu del Deporte

Les grito a los directivos y a los entrenadores. Protesto contra las llamadas de atención de los árbitros. No respeto a la autoridad.

En la actualidad, numerosos autores están avisando de que “el deporte a dejado de ser educativo y formativo por si mismo. El deporte en la mayoría de los casos NO es educativo y formativo sino todo lo contrario”. Sólo será educativo y formativo si se trata a los deportistas como lo que son personas. Hay que dejar de pensar en el resultado a corto plazo, en la necesidad imperiosa de la victoria cada vez desde edades más tempranas y centrarnos en la formación del deportista y de la persona a través de que cada día el proceso (los entrenamientos) sean mejores.

Somos las personas que dirigimos la práctica deportiva las que determinaremos si el deporte es educativo o todo lo contrario.

“Los deportistas necesitan a un entrenador/es que les inspire, guie, anime y enseñe a conseguir lo mejor de ellos mismos. Hay que inculcar estas cualidades y ayudar a los deportistas a afrontar sus fallos, errores y malos resultados” (Lynch, 2003).

Se debe entender el deporte como una práctica saludable donde el deportista y todas las personas que le ayudan buscan la mejora continua y el progreso como personas y deportistas y no donde se entiende la competición como un enfrentamiento exacerbado donde sólo hay lugar para el vencedor.

El vencedor es el que entrena todos los días para mejorar, progresar, superarse… y la práctica deportiva es un hábito de vida que por sí solo le genera bienestar y por eso la mantendrá durante toda su vida.

Principios del juego limpio y Código de Ética deportiva

  • Anima siempre y aplaude el buen juego
  • Aprende y cumple las reglas del juego
  • Juega con deportividad
  • Ayuda en todo momento al jugador lesionado
  • Evita cualquier discusión
  • Sé solidario con tus compañeros
  • Respeta las decisiones del entrenador y profesor
  • Acepta las derrotas, aprende de ellas y comparte los éxitos
  • Respeta a tus rivales
  • Dentro y fuera del campo sé buen deportista

Trabajamos para ayudar a adquirir el hábito de un estilo de vida activa donde la práctica de la actividad física nos hace sentir mejor y mejora nuestra calidad de vida.

       

Próximas Actividades

 
noviembre 2017
L M X J V S D
« Oct    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
La Young Talent Academy es una actividad dedicada a la formación de jóvenes jugadores que ofrece un concepto de Academia de Fútbol basado en la alta calidad de enseñanza y dirigido a proveer al futbolista de las condiciones óptimas para el desarrollo de sus competencias motrices y cognitivas.
La Young Talent Academy es una actividad dedicada a la formación de jóvenes jugadores que ofrece un concepto de Academia de Fútbol basado en la alta calidad de enseñanza y dirigido a proveer al futbolista de las condiciones óptimas para el desarrollo de sus competencias motrices y cognitivas.
¡Sigue disfrutando en vacaciones con tus amigos!. Campus de fútbol y mucho más en Navidad.