Retos Deportivos Populares

De un tiempo a esta parte y por diferentes motivaciones el deporte popular ha aumentado exponencialmente, en concreto las cicloturistas (tanto en bicicleta de carretera como de montaña), las carreras a pie populares (tanto en asfalto como en montaña) y la combinación de ambas, con o sin natación (triatlón y duatlón, respectivamente).

Pero… ¿realmente son necesarios estos retos, muchas veces desproporcionados y alejados de la realidad física y experiencia? ¿Qué beneficios se consiguen? ¿Compensa? ¿Son buenos o malos? Pues las verdad es que la respuesta es que… depende de varios factores el que sea positivo o no.

TRIATLON-min
La virtud está en el término medio (Aristóteles) y en el buen uso del sentido común.

En primer lugar nombrar el factor azar, mala suerte o fatalidad, que a cualquiera le puede ocurrir. Cierto, pero en la ruleta rusa no añadamos más balas al tambor del revolver. Es una muy mala combinación el deportista de cierta edad con crisis de identidad, el sedentarismo, el estrés o el tedio, la falta de base física, la impaciencia, el esfuerzo físico extremo, una preparación física inadecuada, el gen competitivo, la motivación extra de la carrera…

En este artículo se habla de estos riesgos que se añaden, no del azar.

El deporte llevado al extremo puede ser perjudicial para la salud. El BUEN ejercicio es la mejor medicina… ¡y la más barata y de las más efectivas!

Balanza Riesgo-Beneficio

Lo primero que se ha de tener siempre presente a la hora de realizar ejercicio físico es la balanza Riesgo-Beneficio; es decir, si lo que por un lado gratifica y satisface (ya bien sea material o emocionalmente) compensa los posibles riesgos de salud.

El problema es que por falta de buena información y de asesoramiento profesional no se tiene un criterio acertado para determinar qué actividad es más adecuada a las aptitudes de cada uno y sin entrar en conflicto con las necesidades. Y se pierde el respeto a las pruebas y entrenamientos. Hay un falso sentimiento de inmunidad. No hay que menospreciar los retos, pero hay que ser conscientes de que los límites existen, y que no deja de ser una afición, no una profesión. No se escucha el cuerpo y no se le entiende (o no se le quiere escuchar ni entender…), y que sencillamente se ha de hacer ejercicio para sentirse mejor, no peor. Es una perogrullada, pero la realidad indica lo contrario; y a la vista está que la mayoría sobrevive a los entrenamientos-competiciones, arrastran lesiones, aguantan dolores y son presas de los tiempos, marcas y resultados (como la vida misma, tanto académica como profesional…) en lugar de disfrutar del momento, de la esencia misma de la actividad física en competencia con uno mismo y disfrutar tanto del entorno y de la compañía si lo hubiera.

RUNNING-min

Las motivaciones para ello son varias y particulares, a veces mezcladas, entre las intrínsecas y extrínsecas. Aunque se empiece con las extrínsecas (prescripción médica, estatus, prestigio, sentirse vivo y joven, encontrar pareja, grupo de pertenencia, desafío, distracción, “postureo”…) la esencia, la lucidez extrema viene de la motivación intrínseca, del placer en sí mismo de la superación personal y del disfrute único de la práctica de esa actividad.

La vida hay que vivirla con pasión, pero si se quiere hacerlo durante mucho tiempo hay que usar la razón, y muchas veces el desconocimiento y la presión social hace que uno se embarque en aventuras a las que no se está preparado y puede que nunca se esté. E incluso siendo consciente de las limitaciones, muchas veces por falta de experiencia y por la intensidad de la competición se va muy por encima de las posibilidades, y si alguien en carrera no vela por la salud de los deportistas y detiene a los que van al límite se pone en riesgo seriamente la salud en una actividad meramente lúdica.

Antes de comenzar la práctica deportiva hay que saber que no hay contraindicaciones mediante un reconocimiento médico-deportivo, con prueba de esfuerzo completa y electrocardiograma que además de decir si se es apto o no te da los ritmos a entrenar.

Aunque la estadística de accidentes no es alta (no obstante, habría que preguntar a los familiares de las víctimas si es relevante que sea alta o no…) y cada vez hay más practicantes, no debería ser ni normal ni anecdótico, por lo que urge tomar medidas para proteger al deportista y evitar que se pueda creer que el riesgo de muerte está en la práctica del ejercicio y no en las patologías que puedan causar muerte súbita. El ejercicio, aunque sea el desencadenante, NO es el que provoca la muerte.

Ponte en manos de un profesional

Después, ponerse en manos de un profesional cualificado y en constante formación que oriente y ayude a conocer el estado de forma y conocer los volúmenes, intensidades, densidades… y límites a los que entrenar y competir para poder establecer objetivos realistas, progresivos y seguros.

Y una vez ya en competición, que ésta además de velar por sus intereses vele también por los del deportista solicitándole el correspondiente reconocimiento médico, que aunque no existe la garantía absoluta, disminuirá bastante el riesgo de cualquier accidente o muerte súbita.

Un buen ejemplo es la Quebrantahuesos, famosa cicloturista española reconocida a nivel mundial que se desarrolla por el Pirineo aragonés y francés y que es la primera gran popular que obliga a realizar reconocimiento médico, como ya se hace en Francia e Italia a los corredores aficionados.

Hay que procurar aprender de los errores ajenos, nunca se pueden cometer todos por uno mismo.

Ser un campeón no es cuestión de voluntad, o al menos no sólo de voluntad. Sin talento, genética, muchos años de práctica y un buen equipo a tu alrededor (empezando por los padres) no se llega a ningún sitio.

bicicleta-min

Que la prudencia prevalezca sobre el llamado espíritu de Peter Pan. A un atleta, si tiene el talento suficiente le lleva 10 años ser olímpico. Hay que ser realistas, tener paciencia y respetar los plazos si se quiere desafiar grandes retos.

Los reconocimientos médicos no son caros (la vida no tiene precio…) y que todas las muertes por fallo cardiovascular son evitables.

No son las Horas Semanales de Entrenamiento o la competición los que mejoran los Parámetros de Salud de la población promedio, sino el Estilo de Vida en general (mejorar la calidad de la Alimentación, aumentar las horas de Sueño, reducir drásticamente las horas Sentado y manejar técnicas anti estrés).

Más productivo a largo plazo sería un Entrenamiento Mínimo y un cambio radical en el Estilo de Vida y Hábitos Saludables que cualquier fanatismo, bien sea en actividad física o en nutrición.

Entrenar poco, regularmente y bien, moverse mucho, alimentarse adecuadamente y descansar correctamente debería ser suficiente para poder disfrutar del ejercicio físico con salud y riesgo mínimo.

Todo lo que hagas, ESPORTI
¿Feliz y Activa semana a todos!
Y recuerda, Esporti

       

Próximas Actividades

 
septiembre 2017
L M X J V S D
« Ago    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  
La Young Talent Academy es una actividad dedicada a la formación de jóvenes jugadores que ofrece un concepto de Academia de Fútbol basado en la alta calidad de enseñanza y dirigido a proveer al futbolista de las condiciones óptimas para el desarrollo de sus competencias motrices y cognitivas.
La Young Talent Academy es una actividad dedicada a la formación de jóvenes jugadores que ofrece un concepto de Academia de Fútbol basado en la alta calidad de enseñanza y dirigido a proveer al futbolista de las condiciones óptimas para el desarrollo de sus competencias motrices y cognitivas.